Los alumnos de 2º ESO trabajaron las sustancias puras y las mezclas.

Desarrollaron tres prácticas en las que aplicaron y estudiaron diferentes técnicas de separación de mezclas, tanto homogéneas como heterogéneas. 

Primero crearon una mezcla de agua, sal, hierro y arena. Después separaron sus componentes siguiendo los siguiente pasos: sedimentación, decantación, separación magnética y vaporización final.

La segunda práctica consistió en crear una mezcla heterogénea de agua y aceite, y separar los componentes con una pipeta, dejando la menor cantidad posible de la mezcla de transición.

La tercera y última práctica consistió en hacer una destilación para separar agua y alcohol (mezcla homogénea).

Mediante la investigación y la práctica aprendieron e interiorizaron mejor los conceptos vistos en la asignatura. Los alumnos y yo nos sentimos muy bien siendo investigadores, así que ¡seguiremos descubriendo los secretos de la química!

Paula Martínez (profesora de ESO y Bachillerato).