El pasado 15 de diciembre nuestra exalumna Irene Miranda presentó su libro "Las Bellas Atroces", una obra que nos da a conocer la figura femenina para liberarnos de prejuicios. ¡Enhorabuena Irene!

Es gratificante reencontrarse con alguien que conociste con seis años  convertida ya en una mujer, en una artista multidisciplinar, en alguién que desmiente el tópico de una juventud sin inquietudes. Ésta es Irene Miranda.

   La cita fue el 15 de diciembre pasado en la presentación de su libro “Las Bellas Atroces” de la mano de la librería La Rosa Negra y en el local del C.S. La Brecha.

 El público era heterogéneo, cada cuál conocíamos a Irene por diversas circunstancias, pero todos los congregados íbamos con el mismo fin: arroparla en la presentación de su primer libro, y que sabemos que no será el último.

  Irene nos explicó cómo surgió el proyecto mientras estaba estudiando Bellas Artes y cómo se materializó después de su master en Diseño y sus prácticas en una editorial. Por eso en el libro tanto dibujos, texto y maquetación son obra de Irene.

  “Las Bellas Atroces” es una selección de doce personajes femeninos, mitológicos, que harán un viaje a través de la cultura para trastocar algunos de los conceptos quizá, más asentados en tu mente” I. Miranda

   La figura femenina se clasifica en varias categorías, desde Pandora y Eva como pecadoras originales, hasta las vampíricas herederas de Lilith, pasando por Medusa y las Sirenas. El libro, en el que cobran gran importancia las ilustraciones (de las cuales pudimos acariciar los dibujos originales durante la presentación), nos sumerge en un viaje de búsqueda de estereotipos, origen y subyugación patriarcal, en busca del conocimiento de la figura de la mujer. Ya desde la antigüedad existía una poderosa misoginia patente que queda registrada en las numerosas descripciones de la figura femenina, de la mujer fuerte como ser maligno, destructor, que usa sus encantos para destruir a los hombres con una imagen hipersexualizada; al contrario que la figura del hombre fuerte, guerrero, protector.

  Por otro lado contrapone también esa figura de la mujer fuerte a la mujer dócil, angelical y bella sometida al varón. 

  "Las Bellas Atroces” son la fusión de la mujer y la bestia, monstruos mitológicos, deseo prohibido, peligro... Una forma de aplastar la inteligencia bajo la forma hipersexualizada de la maldad, de la destrucción.  La mujer siempre como la causante del dolor y el pecado.

  Irene agradeció a numerosas personas su apoyo durante su proyecto: su hermano Alex (acompañándola al piano durante la presentación), sus padres, su pareja, su profe Jose Antonio que le ayudó con temas de griego, su mejor amiga Andrea y más personas que no recuerdo en estos momentos.

  Y al final de la charla pasó unos minutos con todo el que quiso acercarse con su libro, en el que estampó una dedicatoria personalizada.

Mucho éxito Irene, ¡nos vemos en la próxima!

Lola Alonso

www.laculturteka.wordpress.com